Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar
Volver

Proyecto de rehabilitación de fachada modernista en Barcelona (c/ Aribau 150)

La propiedad encarga los trabajos de retirada de los rótulos, la marquesina y el aplacado. Una vez se retiran dichos elementos se descubren varias intervenciones realizadas en el pasado que afectaron gravemente a la geometría y estética original.
Los usuarios del local ampliaron los huecos de acceso al local recortando los pilares originales y los arcos superiores, implementando unas jácenas de acero dobles bajo los mismos (para compensar el recorte de los arcos y pilares).
Estas obras se acabaron mediante un aplacado de granito negro ocultando todo el despiece de molduras, cornisas y añadieron una marquesina para la colocación de los rótulos.
Como resultado al retirar los elementos ajenos al estado original se observó que no quedaba ningún tipo de acabado o despiece teniendo que reconstruirse y restaurarse completamente la fachada para recuperar su estética original.
Primero se llevó a cabo una retirada de todo el aplacado y se realizó derribo de la marquesina dejando el soporte de la fachada desnudo y descubriendo las jácenas dobles de los apeos de los arcos.
A continuación se apuntalaron las jácenas para su corte y extracción. Para recuperar el funcionamiento estructural original se colocaron unos pilares de acero en las zonas donde los pilares de obra habían sido recortados hasta contactar con los arcos superiores.
Una vez recuperado el funcionamiento estructural original se procedió a la fase de recuperación de volúmenes.
Al tener la volumetría idónea se procedió a la fase de acabado con la realización manual con moldes realizados in situ de molduras, cornisas, despieces, ornamentaciones, zócalos, etc.
Finalmente se procedió a tonificar la fachada para recuperar su aspecto pétreo, envejecerla y homogeneizarla con el resto de la fachada.