Utilizamos cookies propias y de terceros para ofrecer nuestros servicios y recoger datos estadísticos. Continuar navegando implica su aceptación. Más información Aceptar
<
Volver
21-07-2017

Se levanta el primer bloque de viviendas Passivhaus en Pamplona

Con 29 pisos y con una superficie algo más de 75 metros cuadrados, todos ellos repartidos en siete plantas, tiene un consumo de 10W el metro cuadrado, es decir que con el calor que genera un secador de cabello bastaría para calentar dos de las 29 viviendas. Es por ello que ha recibido el certificado estándar Passivhaus, cuyo reconocimiento avala que su consumo energético es prácticamente nulo, principalmente gracias a su buen aislamiento térmico. Las bases de este buen aislamiento está prácticamente en la envolvente que funciona como un aislante térmico con una fachada ventilada de aluminio que está reforzada con 12 centímetros de lana de roca que , en su lado exterior está colcoada sobre un rasero hidrófugo que cubre un muro de ladrillo macizo. Por el interior también está reforzado con lana minera que esconde en el interior del pladur.
Existe un programa que calcula la ubicación de los puentes tçermicos para que el aislamiento permita que en cualquier punto del interior la temperatura mínima sea de 17 grados. Además en las ventanas tiene un triple vidrio que refuerza el aislamiento y también lo hacen las cintas herméticas que refuerzan la unión entre las piezas.
Finalmente, la recuperación del calor, gracias a la ventilación mecánica de doble flujo, permite que no sea necesario calentar completamente el aire renovado puesto que éste llega a la vivienda con una diferencia de apenas tres grados, aunque fuera la temperatura sea de 0 grados centígrados
Desde TallerCA creemos que poco a poco estamos tomando conciencia sobre el impacto energético en la cual vivimos, nuestro objetivo es la de proporcionar una cierta comodidad a las personas, siempre teniendo conciencia sobre el ahorro energético en las nuevas edificaciones.

FUENTE: elpais.com